El placer del comer

El comer es uno de los pequeños placeres de la vida además de una de nuestras necesidades biológicas. Yo disfruto con la comida, ¿y tú? ¿eres de los que sufren pensando en las calorías que añade a su cuerpo? ¿de los que no les gusta experimentar sabores diferentes en su paladar? o ¿de los que como yo se aventuran en la cocina con ingredientes y sabores nuevos?

Pienso que esta misma pasión hay que transmitirla a las aulas. ¿Qué sucede en los comedores escolares? ¿Por qué no les gusta lo que desconocen? lo que no sabe igual que los macarrones hechos por mi madre en casa o los fideos de mi abuela.

Hay que educar en el comedor tanto como en el aula, fascinar a los niños con nuevos sabores, hacerles explorar todas las variedades y los toques diferentes de cada cocinero.

Aún mejor es, la oportunidad, quién pueda, de trabajar la cocina sin fuego en las escuelas. Una actividad, sin duda, lúdica, educativa y creativa, a través de la cual reciben conocimientos y experiencias que no olvidarán gracias a su parte manipulativa y experimental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: